Rutas con nombre propio, Fernan Rodriguez de Luazes



         Dentro de las curiosidades que nos ofrece un paseo por el Mondoñedo medieval o, si queremos, renacentista, es la posibilidad de localizar ciertos edificios que son auténticos fósiles directores para el paleo urbanista, varios son harto conocidos como el palacio de los Luaces que en su momento ocuparía toda la manzana de la Rua Lence Santar, y que sería morada del regidor Luis de Luaces; las viejas casas de consistorio, hoy ofincina de turismo, la alhóndiga, el hospital de San Pablo etc. Pero junto a estos puntos claramente localizados nos encontramos con otros artísticamente compatibles con el S. XV y XVI pero que muchas veces nos pasan desapercibidos por no quedar de las antiguas obras solo unos pocos indicios.
         Uno de estos es la casa del regidor, notario de consistorio, procurador general…etc, Fernán Rodríguez de Luazes, de su morada únicamente resta la piedra de armas que adorna la fachada de una vivienda de la calle Guevara, hoy un inmueble del XVIII como muy antiguo. Para quienes siguen estos mis apuntes el nombre de Fernán Rodríguez de Luazes será harto conocido, y estoy seguro que verlo esculpido en piedra junto al de su esposa Catalina García de Estóa, hasta algo emocionante; cuando trabajamos en fondos documentales cronológicamente consecutivos como son los libros de consistorio de una ciudad, se llega topar tantas veces con la misma persona que empieza a parecer como de la familia, incluso notamos cunado desaparece de los registros o cuando se apunta alguna referencia sobre su muerte.
         Para todos los que sienten este mismo tipo de emoción dejo la siguiente entrada, cortita sin duda, pero espero que sea el inicio de un itinerario medieval y renacentista por nuestra ciudad que mantendré de aquí en adelante para que podamos ponerle de algún modo cara o quienes se han convertido ya en parte de nuestro imaginario cotidiano
            Como apunte artístico podemos completar esta personal aproximación a don Fernan de Luazes describiendo su piedra de armas del 1553 es de corte plenamente renacentista e imperial siguiendo los modelos del los escudos de los primeros Austrias, la forma o perfil es de piel de toro o casulla flanqueado por las dos columnas de Hércules con las cartelas solo esbozadas , dos rosas de agua entre las columnas y el campo y un orlado de perlas marcando el final del escudo por los dos laterales, y flanco superior (en la parte inferior provablemente se perdieron), lo que nos indica que en su momento estuvo en posición mejorada posiblemente sobre elevado con respecto al muro y no en los actuales encajonados en que hoy se encuentra. Una barra con dos picas invertidas hace el efecto de soporte de pendón, un detalle medievalizante de exquisito gusto, puede que algo anacrónico pero digno de la nobleza de su dueño. Me permitirán que por manifiesta ignorancia no entre en temas de heráldica.



 Firma y signo del regidor Fernan Rodriguez de Luazes 


Vista actual de la casa de Fernan Rodriguez de Luazes en la Rua Guevara


Piedra de armas de Fernan Rodriguez de Luzer y Catalina García de Estoa

Ruta desde la Plaza de la Catedral

Comentarios

Entradas populares